La mujer de la camiseta del túnel

El 30 de noviembre de 1955, Rosa Parks no hubiera pasado a la historia. Una vida normal, un matrimonio más o menos feliz en un entorno complicado, sufriendo el abandono de las autoridades, pero en una vida que el día a día era capaz de camuflar una situación muy mejorable.

Pero la historia es caprichosa y el día 1 de diciembre de 1955 cambió su vida por un gesto casi sin importancia. Simplemente dijo “Hoy ya no”. Ese día, Rosa Parks, afroamericana no quiso levantarse y ceder su asiento a los blancos que dominaban la sociedad de la épica. Rosa se jugó mucho, porque fue enviada a la cárcel por esa negativa. Pero ese día Rosa Parks entró en la historia. Y hoy pueden leerse su biografía con facilidad en la red.

En la Bahía de Algeciras sabemos lo que es el abandono de las autoridades españolas. A pesar del respaldo de Europa, que se ha fijado en esta zona como punto clave para el desarrollo futuro, España nos olvida. Las promesas van pasando y al cabo, se recuperan. Las promesas terminan en el olvido de los años, hasta que una nueva promesa, similar, la rescata para dejarla caer otra vez en ese olvido que los ciudadanos de esta comarca estamos tan acostumbrados.

En 1919 se prometió un tren a esta comarca que traería la prosperidad. Desde entonces, hemos visto decenas de planes de inversión, todos incumplidos. Cientos de proyectos, miles de noticias que lo han conseguido es desinformar y mantenernos anestesiados. Pensar que “esta vez sí” es la mayor anestesia que hay.

¿Esta vez sí? Hoy el gobierno ha prometido 810 millones de euros en proyectos para el Campo de Gibraltar. 810 millones de euros en infraestructuras que estaban planificadas desde hace años. El tren, desde 1919. La conexión entre las Bahías, al menos 20 años. La ronda interior, más o menos lo mismo. Incluso hace años se planificó una ciudad de la justicia que sigue dormida, esperando su momento.

Eso sí, que nadie se olvide decir, en una noticia relacionada con al Campo de Gibraltar que es para luchar contra el narcotráfico y contra el blanqueo de capitales. Que no se nos escape una oportunidad para decirnos que es un favor que nos hacen porque aquí somos chicos malos y que tenemos que estar agradecidos.

Pero no, aquí no somos malos. Tenemos coraje, tenemos empeño y tenemos talento. Y sobre todo, somos tozudos. Somos tan tozudos que aquí seguimos, luchando como quijotes contra gigantes que, esta vez no, no se convierten en molinos cuando llegamos, sino que siguen siendo gigantes.

Pero esta semana nuestra Rosa Parks ha dicho basta. Ha salido con su camiseta del túnel a la Plaza Alta para decirles a todos que ya está bien de esperar. Ya no queremos promesas, esta vez no vamos a esperar. Esta vez el tema va en serio. Ya no pararemos con promesas que no se saben si se cumplirán ni con primeras piedras. Si quieren que nos paremos, habrá que ver la última piedra.

Gracias Isabel López por ponerte esa camiseta del túnel. Tú nos has enseñado el camino para salir de él.

Si quieres unirte, todos los días, a las 19 horas, en la Plaza Alta, 5 minutos por nuestro futuro.

Related posts

Leave a Comment