Un desarrollo imparable

Durante estos meses se está celebrando el 110 aniversario de la Conferencia de Algeciras. Fue la primera vez en la era moderna que el nombre de Algeciras apareció en el mundo y desde entonces, Algeciras ha establecido unas bases para el futuro, para un futuro con mayúsculas.

En un entorno sociopolítico europeo bastante más complicado que el actual (que ya es decir), las potencias coloniales de la época requerían de una conferencia para acordar qué hacer con el territorio de Marruecos. Eligieron Algeciras para celebrarla y vinieron a delegaciones de los principales países del mundo. Miles de personas del mundo escucharon por primera vez el nombre de Algeciras. Esta conferencia se celebró en una localidad muy diferente a la que conocemos ahora. En esa época no había agua potable en las casas, no había saneamiento, estaba prácticamente incomunicada por carretera y habitaban algo más de 10.000 habitantes en el entorno.

Se eligió, casi como siempre ha pasado en esta tierra, por su posición geográfica. La misma posición geográfica que hicieron venir a fenicios, romanos, árabes y cristianos. La misma posición geográfica que hace que, cientos de años después, dos países modernos, hermanados en muchos temas, sigan litigando por una piedra, residuo de otro tiempo.

Ese año, 1906, se decidió potenciar el Puerto de Algeciras. Es ese momento, apenas un punto de amarre de barcazas de pesca en el Río de la Miel y se creó la Junta de Obras del Puerto. No podemos saber qué pensaba el Ministro que decidió crearla, pero lo que sí vio es que Algeciras era una oportunidad para el futuro. Un futuro que quizás no vería él, pero que sin duda alguna, vendría.

Y vino. El Puerto fue desarrollándose y con él la ciudad que lo rodea. En 1932 ya estaba creado el muelle de Galera y el Dique Norte. La población ya se había multiplicado, siendo de algo más de 20.000 habitantes. La localización, sus condiciones naturales y la multiplicación del tráfico marítimo con la aparición del contenedor, trajo a Algeciras, casi de rebote, el concepto de la terminal de contenedores. Primero Sealand en los años 70 y después, en los 80, la terminal del Muelle del Navío (ahora Juan Carlos I), dando el impulso definitivo a este puerto, y convirtiéndose en uno de los principales del mundo. Recuerdo el día que llegó mi padre a casa con un plano del puerto en esa época y comentó que iban a hacer un “superpuerto”. En ese momento no entendía bien lo que se quería decir, pero pronto lo hice. Algeciras se iba a convertir en un referente internacional. Por cierto, Algeciras ya tenía unos 85.000 habitantes. Había multiplicado por 8.5 los habitantes de 1906, cuando España, en su conjunto sólo la había multiplicado por 3.

Años después apareció un nuevo proyecto, de capital coreano, que apostó por unas condiciones naturales. Volvemos a la posición geográfica. Pensó una terminal de contenedores puntera, y ese pensamiento, gracias a ingenieros de aquí, que demostraron que también hay capacidad técnica de primer nivel, Algeciras volvió a salir en el mundo. Pero como en 1906, no se trabajaba no sólo a corto plazo, se trabajaba para un futuro, cercano, pero aún por llegar.

Algeciras es, hoy en día es un puerto fundamental en las rutas internacionales. Está entre los 30 mayores en tráfico de contenedores, pero sigue siendo singular: es, de los principales 30 puertos del mundo, el que tiene menos población a 25 km a la redonda. Una posición geográfica de tal calidad que se desarrolla por interés de todas las partes. Es un David peleando en un mundo de Goliats.

Sin embargo, el conocimiento del Puerto tierra adentro es poco. Suele oírse que el Puerto de Algeciras es un puerto de transbordo, como defensa de otros puertos. Escuchar que el noventa y tantos por cierto del tráfico de contenedores de Algeciras es transbordo en un mundo en el que nadie quiere más de una frase es lo que tiene. Pero hay que seguir leyendo. El poco porcentaje de Import-Export de Algeciras es mayor que la suma de los otros 6 puertos de interés general de Andalucía. Algeciras ha tenido en 2015, 329.000 TEUs de Import-Export. El resto de puertos andaluces, todos juntos, 279.000. Es, sin duda, el puerto de contenedores de Andalucía, incluso en Import-Export.

Me encantaría decir que está todo hecho, pero no. Sólo hemos iniciado el camino. Ahora es necesario el trabajo de todos. Pensar en positivo. Crecer. Formarse. Respondernos a una pregunta: ¿qué puedo hacer yo para mejorar esta sociedad? Cada uno desde sus cualidades, pero todos juntos. En nuestra mano está.

P.D: Si usted, lector está pensando ahora en qué puede hacer el gobernante, político o gerente de turno, un matiz: Esa no es la pregunta, la pregunta es qué puede hacer usted.

@ndaluciabay20.30

Mafran Martinez

Febrero 2016

Related posts

One Thought to “Un desarrollo imparable”

  1. Juan María de la Cuesta Berrocal

    ¿Quién tira del Campo de Gibraltar?. Esta Comarca no puede moverse a rebufo de la colonia en suelo español de Gibraltar, ni siquiera parecerlo.
    La Bahía de Algeciras necesita ser refundada. Hace falta UNIDAD y un LIDERAZGO fuerte para ganar una nueva IDENTIDAD.

Leave a Comment